ARRENDATARIOS | PROPIETARIOS | PAGOS EN LINEA
PBX (57) (6) 7465151 / FAX: (57) (6) 7461616 / cel. (57) 3155742188 - 3167425512
Inicio / Noticias

De vidrios y transparencias

Los vidrios, esmerilados, opacos, transparentes, biselados, etcétera, son elementos que nunca quedan fuera de los criterios de construcción, pero de variados factores se depende en favor de un desempeño satisfactorio.
Para una evaluación completa de las propiedades que debe calificar a un buen cristal se tiene que partir de los niveles deseados de confort interior. Un diseño adecuado, una correcta forma de montaje, también promueve una importante racionalización de energía, elemento de preservación sustentable del medio ambiente.
 Tener en cuenta la temperatura del sitio, el clima , la presión del viento, la altura en la que se vaya a colocar, la intensidad de los sonidos –sobre todo en ambientes urbanos-son algunos de los parámetros que definen ciertas características y propiedades que debe reunir el vidrio en cada aplicación.
En cuanto a la transmisión de la luz, o su refracción, esta varía de acuerdo al espesor del vidrio, y por supuesto al color elegido, que de pende de la suma de la luz incidente –amanecer, mediodía o atardecer-  del tono mismo del cristal –incoloro, gris, bronce, verde o revestido-  y de los objetos vistos a través de este –cortinas, persianas, etcétera, sin dejar de considerar los reflejos externos, como nubes, cielo, y entorno general.
 En los cristales reflectantes, la faz iluminada con más intensidad se torna un espejo, durante el día este fenómeno impide la visión hacia el interior, mientras que por la noche se produce un efecto inverso, con la luz artificial encendida se observa hacia el exterior.
Diferentes grados de privacidad visual se pueden lograr empleando vidrios impresos traslúcidos, sin sacrificar la luz natural o artificial. Todo depende de las características, densidad y profundidad del dibujo grabado en el cristal, incoloro o de color.
Los vidrios esmerilados , opacos, y  los serigrafiados constituyen otra variante para modificar la transparencia del mismo.
Los cristales reflectantes también absorben calor, por lo que en ocasiones se hace necesario verificar el estado y situación de sus bordes y/o aumentar la resistencia de la tracción templando el vidrio. Por otra parte, si vives en una zona ruidosa, el Float de fuerte espesor resulta  muy efectivo como aislante. Si esto persiste, la interposición de una cámara de aire contribuye a incrementar la capacidad de aislamiento sólo cuando su espesor es del orden de 50  a 200 mm.
Otro de los criterios para elegir un cristal depende del espesor, que se define a partir de su resistencia, transmisión de luz visible, su coeficiente de sombra y su capacidad de aislamiento térmico.   Ante cualquier duda en adoptar determinado espesor para soportar la presión del viento  u otros esfuerzos semejantes, siempre se aconseja adoptar el espesor mayor.
Finalmente, una buena práctica del diseño no puede evitar considerar la posibilidad de rotura y sus consecuencias. El vidrio recocido se rompe en grandes trozos sin aristas filosas, permaneciendo la mayor parte de la pieza adherida al marco. El vidrio templado responde de igual modo. El laminado con PVB ofrece una elevada resistencia ala penetración. En caso  de rotura los trozos quedan adheridos al polivinil, impidiendo su caída y manteniendo el conjunto dentro del marco, sin interrumpir el cerramiento ni la visión.
Acoplando estos elementos podremos obtener luminosidad, resistencia y seguridad en le momento de colocar un cristal.

 

© 2018 alianzabienesraiceseu.com | todos los derechos reservados